Viral | 11/02/2020 09.34

Pasó en las redes La furia de una tía porque su sobrino festejó su cumpleaños y fueron muy pocos compañeritos

El nene cumplía cinco años y las mamás habían confirmado que enviarían a sus hijos. "No sean mierdas", se quejó la tía.

-

La furia de una tía porque apenas seis compañeritos de su sobrino fueron a su fiesta de cumpleaños en una cancha de fútbol cinco se volvió viral en las redes sociales, pese a que los padres de la mayoría de los niños habían confirmado que asistirían.  

“Hoy mi sobrino celebró su cumpleaños. Fueron solo 6 nenes. No solo es la ilusión de un chico sino también el esfuerzo y el gasto de una familia. Por favor, no sean mierdas y siempre lleven a sus hijos a los cumpleaños”, estalló María Sol Rizzo en Twitter.

El cumpleañero, que festejana cinco años, le había pedido a sus padres celebrar su cumpleaños en una cancha de fútbol cinco. Su madre entonces coordinó todo en el famoso "WhatsApp de las mamis" para comprobar si sus compañeros de jardín podrían ir. Sólo dos mamás adelantaron que sus chicos no irían porque tenían otros compromisos.

Sin embargo, cuando llegó el día se presentaron solo seis chicos y eso provocó la bronca de María Sol, que se descargó con una serie de tuits que rápidamente recibieron miles de "me gusta" y que, entre los comentarios, sumaron otras historias tan tristes o más que la del pequeño Camilo. 

Entre las respuestas hay casos de niños que solo tuvieron un invitado, otros a los que le hicieron un boicot para que nadie fuera a su cumpleaños y hasta el caso de una nena a la que invitaron un día después a una fiesta de disfraces para hacerla quedar en ridículo ante los demás. 

“Mi sobrino va a la misma salita desde los dos años con los mismos compañeros. No es la primera vez que pasa que festeja en pleno verano. Uno entiende que es una fecha complicada pero cuando se hizo la invitación se aclaró que si la mayoría no podía se reprogramaba”, contó a Infobae María Sol.

Indignada por la falta de interés y compromiso de esas familias, decidió tomar su teléfono celular para hacer catarsis y compartir sus sentimientos: “Hay que ser muy mierda! Confirmaron su presencia y no aparecieron”, tuiteó enfurecida.

 

Pero más allá del enojo de su tía, el nene “la pasó genial y fue súper feliz”. Y para sortear el mal momento, su mamá y su papá decidieron sumar a las nenas al partido de fútbol. “Jugaron hasta sus hermanas y un primo de 13 años, que se puso al hombro la situación”, recordó María Sol. SF